La relevancia que tiene el mayor aprovechamiento del espacio en el diseño de almacenes, centros logísticos y centros productivos, precisa soluciones que dejen acceder a los puntos más altos.
Para esto, una posibilidad es instalar estructuras fijas o bien estructuras autoportantes en los espacios disponibles, a las que se llama
altillos metalicos. Las estructuras fijas, se edifican en general de hormigón y las autoportantes son siempre y en toda circunstancia estructuras metálicas.

 

altillos metalicos

Altillos metálicos y sus estructuras

Estas estructuras, cuando son autoportantes, se mantienen sobre vigas y estas por su parte sobre pilares situados con diferentes luces dependiendo de la carga a guardar y en otros casos se apoyan en las propias estanterías (cenitalmente o bien lateralmente).
Con esta segunda solución, se garantiza tanto el almacenamiento de los productos como el acceso a exactamente los mismos en cualquier localización que se hallen en el almacén.
Cuando se efectúan en hormigón, la base del piso suele ser una placa alveolar apoyada en las vigas y estas, por su parte, apoyadas en los pilares.

 

altillos metalicos

Los dos tipos de altillos metálicos


Así, existen dos tipos de altillos: Los que se apoyan en estanterías y los que se apoyan en pilares propios independientes o bien abiertos.
En el primero de los casos, estas estanterías o bien altillos forman una estructura formada por una combinación de perfiles conformados en frío, con perfiles laminados en caliente opcionalmente galvanizados. Este tipo de estructuras, así mismo llamadas corredores elevados, resuelven las necesidades de espacio doblando, tresdoblando, etcétera, la superficie útil productiva para el almacenamiento y muy singularmente la enfocada a un trabajo manual.


Por otro lado los altillos, de tipo abierto, dejan construirse de dos o bien más niveles, pudiendo crear espacios con grandes luces entre pilares de hasta diez m y cargas de hasta mil kg/m² uniformemente repartidas. Se usan sobre todo para su empleo como oficinas y áreas de administración y de producción, vestuarios, o bien cualquier otra necesidad operativa (incluyendo el almacenaje).


Existen diferentes sistemas de construcción y montaje de altillos, por poner un ejemplo un sistema de altillos modulares se puede acoplar íntegramente a través de tornillería sin precisar soldar los perfiles; no obstante, en general este sistema de ensamblado no suele estar desarrollado para luces entre pilares muy grande: por una parte no lo está conforme con el proceso de cálculo estructural mas así mismo por el hecho de que el montaje “atornillado” suele estar ligado a una cierta sencillez en el montaje de los elementos estructurales y para este propósito, estos no han de ser muy pesados.

 

altillos metalicos

Soportan diferentes cargas de almacenamiento


Así, en el momento en que un sistema de altillos se edifica para aguantar pesadas cargas de almacenamiento, se recurre a un montaje mixto de atornillamiento y soldadura.
En cualquiera de los casos, las estructuras deben facilitar el paso y la ocultación del cableado eléctrico, de la red de voz y datos, de las conducciones de agua, aire, gas; como la instalación de sistemas para la extinción y/o detección de incendios.

  

La instalación de unos altillos metálicos, es una gran solución ante la falta de espacio en un almacén, pudiéndose utilizar para guardar mercancía, como despacho, sala de reuniones, etc…

 

 

altillos metalicos

Tipos de altillos metálicos para almacén


La utilización de altillos en instalaciones industriales con fines de almacenamiento, clic aqui, resulta provechoso debido a las siguientes cuestiones:


* Es plenamente desmontable y desplazable, pues su estructura no está vinculada en ningún punto a la de la nave industrial en la que se instala, sus elementos se recobran y es parcialmente sencillo alterar su estructura, dimensiones o bien emplazamiento.


* Montaje rápido, simple y limpio con lo que agiliza la puesta en marcha de las instalaciones: con una entreplanta modular (atornillada) el tiempo de ejecución del montaje se reduce en frente de otra soldada o bien de obra en más de un sesenta por ciento.


* También se facilita el mantenimiento de las instalaciones por la sencillez de acceso al cableado.


* Reduce el costo de las instalaciones por m²: una entreplanta modular es una opción alternativa eficaz al costo de una nueva construcción.


* Solventa de forma eficiente las necesidades de espacio doblando la superficie útil productiva a través de un sistema de pilares y perfiles que dejan edificar dos o bien más niveles.


* Optima al límite las instalaciones, creando espacios con grandes luces entre pilares de hasta diez m y cargas de hasta mil kg/m² uniformemente repartidas.


* Facilita la sectorización de áreas de producción, oficinas, vestuarios, locales técnicos o bien zonas de almacenamiento.


* La enorme pluralidad de medidas, tipos de pisos, sistemas edificantes, etcétera, dejan que estas estructuras se puedan amoldar de manera fácil a las necesidades específicas de cada cliente del servicio.


* Se pueden complementar con diferentes sistemas de estanterías existentes.


* Se pueden conjuntar con plataformas elevadoras o bien montacargas que faciliten el acceso de la mercadería a las diferentes plantas.

Usos determinados de los altillos

El campo de aplicación de esta clase de estanterías es variadísimo, pueden emplearse como:
– Almacenes de repuestos.
– Almacén de y también-commerce.
– Almacenes de suministros industriales y ferreterías.
– Almacenes de comestibles.
– Ficheros.
– Librerías.
– Almacenes de paquetería.
– Almacenes para prendas colgadas.