Diferentes tipos de rotulos luminosos en Madrid

rotulos luminosos

Reconociendo, de entrada, que uno de los primordiales usos del paisaje urbano es el de la comunicación, exactamente el mismo se puede articular en diferentes elementos como los identificadores comerciales, los identificadores urbanos, la publicidad exterior, y la llamada proyección cultural. En este artículo, intentaremos esbozar un análisis gráfico y funcional de estos elementos, ubicados en el centro del campo de trabajo del cualquier gestor del paisaje urbano.

Como una forma más elaborada de llamar a los rotulos luminosos y letreros, que identifican los lugares en los que se desarrolla una actividad comercial, industrial o bien de servicios de interés para los ciudadanos, los identificadores comerciales señalan el tipo de actividad y el nombre, sin incluir ni la descripción de los productos ni la promoción de su venta. No hace falta decir que de este término hay que excluir, por dogma, la presencia de logos comerciales de las marcas, que amablemente se ofrecen para abonar el costo de los rótulos o bien toldos a cambio de introducir su imagen.

Las calles, poseen del mismo modo los mensajes de orientación y ubicación precisos, para moverse apropiadamente en el momento de hacer un empleo racional de los espacios públicos, los llamados identificadores urbanos. Su forma y su contenido es indudablemente un factor esencial caracterizador del paisaje urbano. Su diseño, nos da una imagen de la ciudad que va mucho alén de la pura información, por poner un ejemplo, del nombre de una calle. Con lo que se refiere al orden, la seguridad y el control de la circulación, el paisaje contiene una ingente cantidad de señales que ordenan el tráfico. En un caso así su forma, por norma general estandarizada, condiciona menos el perfil del paisaje que su situación o bien colocación.

Como regla general, resulta conveniente tender a situar estos elementos de forma integrada, intentando que cumplan su función mas sin que representen una sobrecarga visual del paisaje. Lo mismo se puede aplicar a los indicadores que sirven a la orientación. Todos han de ser planteados desde el minimalismo y con una cierta homogeneidad, que sin afectar a la precisa diversidad, evite la discordancia y se limite a ser leal a su función.
Sería recomendable establecer un código de señalización para cada ciudad que incluya estudios de percepción visual y normalice, por servirnos de un ejemplo, tipos de letra y pictogramas en función de las coherencias con cada paisaje. Nosotros apostamos por este motivo y lo llamamos Código de Identificadores Urbanos.

Otro elemento, definitivo y al tiempo frágil, es la consideración de la incidencia de la publicidad exterior en el paisaje urbano. La publicidad, va a tratar siempre y en todo momento de colarse por los resquicios que le puedan dejar otros elementos de tipo informativo.
Las sillas de las terrazas o bien los parasoles, las paradas de servicios de transporte público, los taxis, son infinidad las situaciones en las que, sin una buena normativa de paisaje urbano, todos estos elementos se transformarán en soporte para la implantación de mensajes promocionales, sin más ni más límite que la imaginación del publicista de turno. Aun ciudades que han llegado a establecer un sistema de control de la publicidad exterior, se ven desbordadas por los anuncios de todo tipo y condición, que se sobreponen unos a otros y además de esto pierden toda eficiencia por saturación. No exageró el publicista Robert Guerin, autor del libro “La publicidad es una violación”, cuando aseveró que el aire de la ciudad es un compuesto de oxígeno, ázoe y publicidad.

Y es que la imagen de las ciudades, configurada de forma tradicional por la arquitectura, ahora la conforman los afiches, letreros, rotulos luminosos, banderolas y telas promocionales de las fachadas. No le resulta simple a un turista, hacer una fotografía de la ciudad en la que no figure algún reclamo promocional, de manera especial en las zonas que visita. En el extremo, ciertos elementos de publicidad en el paisaje llegan a afianzarse de tal modo, que si desaparecieran los echaríamos de menos, que se transforman en un genuino atrayente turístico. Son tradicionales los ejemplos de Picadilly Circus y de Times Square. Un caso local reciente podría ser la reposición del cartel Tío Pepe en la madrileña Puerta del Sol. Cuando esta situación se genera, el contenido promocional del anuncio deja de tener valor, y lo que importa es el propio letrero con sus luces o bien colores, que se nos ha hecho familiar y nos ha dado la bienvenida en muchas ocasiones al pasar por ese sitio.

Como escoger los rotulos luminosos para tu empresa

rotulos luminosos

¿Buscas una forma atrayente y económica de identificar tu negocio? Los rótulos luminosos son un complemento idóneo para llamar la atención de tus clientes del servicio, en tanto que son perceptibles desde todas y cada una de las perspectivas posibles.
Las llamadas banderolas, se ponen perpendicularmente sobre la fachada del negocio o bien local, con lo que no pasan inadvertidas y son ideales para resaltar negocios con inconvenientes de visibilidad, así sea por árboles, carteles o bien otros elementos.

La calidad de los rotulos luminosos promocionales es idónea para ponerlas en exterior, pues son cien por cien resistentes a la lluvia o bien al sol, además de esto, en comparación con las vallas o bien los rótulos frecuentes, son una opción alternativa renovadora y atractiva.

De qué forma elegir banderolas luminosas para tu negocio
Existen diferentes tipos de banderolas luminosas, cada una se amolda a las necesidades y peculiaridades del local. Algunas son fabricadas en especial para un tipo de negocio, tal como lo son las banderolas luminosas para ópticas, y otras pueden hacerse a medida.
Asimismo te ofrecemos múltiples tipos de banderolas sin luz, mas en el presente artículo nos vamos a centrar en las banderolas luminosas.

Si aún no consigues decidirte por un solo tipo para identificar tu negocio, te explicamos cuáles son los beneficios y peculiaridades de cada una.
Banderolas con forma
¿Deseas identificar tu negocio con la manera del logotipo o bien con alguna figura en especifico? Nosotros te ofrecemos banderolas con forma, fabricadas con la figura que desees.
Esta es un tipo de banderola lumínica fuera de lo tradicional, curiosa y atractiva para los clientes del servicio.

Banderolas luminosas redondas
Si deseas crear y darle a tu negocio mayor visibilidad, las banderolas luminosas redondas son una opción alternativa estupenda. Del mismo modo que las tradicionales, estas se alumbran a través de módulos led de bajo consumo y están rotuladas a doble cara.
La diferencia se centra en su forma totalmente circular.

Banderolas luminosas led
Se identifican por su iluminación a través de led de bajo consumo, lo que les ofrece una mayor visibilidad a tu negocio por las noches y un ahorro en tus facturas.
El diseño está presente en las dos caras con vinilo impreso, a fin de que no pase inadvertida en ningún instante. Es la opción ideal para negocios muy elegantes.

Banderolas luminosas para ópticas
La forma de gafas de esta clase de banderolas luminosas es idónea para ópticas. Ten por seguro que tus clientes del servicio no van a pasar de largo al ver el curioso diseño que identifica el negocio.
Los carteles luminosos para ópticas, están dotados de iluminación led de bajo consumo. Son fabricadas de aluminio con frontal de metacrilato y luz en las dos caras. ¡El color y las formas de las gafas las escoges tu !

Si aún tienes dudas acerca de qué tipo de banderolas luminosas elegir para tu negocio, contacta con nosotros y te ayudaremos a tomar la mejor resolución.

-Banderolas luminosas para farmacias

Es frecuente que estos rótulos para farmacias incluyan la imagen de un cáliz sobre el que se enrosca una víbora. Un símbolo derivado de la cultura griega. Como griega es asimismo la representación de las cruces de farmacia leds con iluminación en verde, aparte de la versión de la Cruz de Malta.
Originalmente las oficinas de farmacia ponían rótulos para identificar el negocio como un sitio donde se vendían recetas magistrales. Con la evolución de la medicina, estos antídotos de alquimia fueron dando sitio a fármacos producidos por laboratorios autorizados, al tiempo que la iluminación llegó a nuestras calles y trajo consigo las cruces de farmacia leds.

 Fuente: rótulos luminosos publicitarios en Rotulowcost