Consejos de la residencia canina de Jaen

residencia canina Jaen

Es cada vez más simple viajar con los animales de compañía, pero a veces no es posible, bien por el motivo del desplazamiento o bien el destino. Si bien los motivos para dejar a un can en una residencia son distintos, el criterio debe ser unánime: no dejarnos cautivar por lujos superfluos y prestar atención a la higiene y a que tengan los permisos en regla.

Aspectos legales
Las residencias caninas deben tener un permiso municipal para ser reconocidas como tales. El usuario, puede solicitar que se le muestren las dependencias y todos y cada uno de los servicios. Es fundamental tener este dato en cuenta, puesto que las aseguradoras no se responsabilizan en el caso de tener que cubrir un accidente en sitios no reconocidos.

El dueño del cánido debe tener un seguro, más la residencia asimismo está obligada, y se debe demandar en el momento de formalizar el contrato. En este documento, que debe firmarse en todos y cada uno de los casos, deben indicarse meridianamente todos y cada uno de los detalles de la estancia de la mascota en la residencia canina Jaen (duración de la estancia, responsabilidades, gastos, etc.).
Al recoger al animal, hay que revisar que esté bien y si se observa alguna anomalía se va a deber solicitar un informe a un veterinario y poner el tema a cargo de las empresas aseguradoras.

Qué mirar en una visita
A la vez de una apariencia externa de mucho lujo o bien muy cuidada, hay que fijarse en detalles que realmente importan y que dan idea de qué forma va a ser tratado el can en ausencia del dueño. Hay que pedir hacer una visita presencial al sitio para poder ver las condiciones reales, clic en este enlace.

 Mirar los boxes donde se alojan a los perros. El espacio mínimo recomendable está cerca de los 15m2, evidentemente que estén limpios y cuenten con buena luz. De ser posible, echar una ojeada al alimento que se les da a los huéspedes que están alojados allá, si bien podemos llevar su comida.

El espacio reservado al esparcimiento de las mascotas para poder correr, hacer ejercicio y jugar es esencial, que sea grande y que tenga lugares de sombra. Asimismo tienen que mantener una higiene usual en estos circuitos.
Un detalle pequeño mas muy significativo, es observar la relación que mantienen los dueños de la residencia con los perros y el resto de mascotas alojadas en sus instalaciones. El amor y también interés por los animales no se puede disimular, es un instinto personal y también indispensable para cuidar a estos seres tan singulares.