Los maestros de la decoración, muy frecuentemente no son más que personas de buen gusto. Profesionales, conocedores de las relaciones armónicas que deben existir entre el espacio, la luz, los colores y los objetos. Y sobre todo son personas arriesgadas, capaces de entregar un nuevo valor a cada uno de entre los elementos de los que dispone, sin que le importen mucho los prejuicios y costumbres.

Esto quiere decir, que una misma puede ser una inmejorable decoradora que revolucionará tu hogar dándole rienda suelta a tu inventiva. Si quieres iniciarte ahora, en esta pagina te dejo ciertas propuestas que te pueden ayudar.


decoracion barata

Decoración sin dinero

Cambia los muebles de lugar: a prácticamente todas las mujeres nos agrada hacerlo y es que en muchas ocasiones estas reformas, de la misma manera que desplazar lámparas y alfombras, le proporciona un nuevo sentido a una habitación basada en la decoracion barata.

Combina color y texturas: no es preciso pintar toda la casa, basta tomar en cuenta determinados detalles de color y textura, que pueden alterar de una forma increíble la percepción del espacio. Estos toques diferentes, pueden llegar por medio de cortinas, alfombras, carpetitas o bien manteles, los marcos de un cuadro, un ornamento, los almohadones de un sillón… En frente de los tonos tierra y arena, por servirnos de un ejemplo, puedes utilizar los amarillos maduros y verdes botánicos; asimismo funciona la combinación del verde aceituna con el naranja salmón.

Organizar y tirar lo inútil, o bien lo que no utilizamos, es una acción muy saludable para nuestro espíritu. Aprovecha esa necesidad que sientes el día de hoy de cambiar tu ambiente y tira todo cuanto esté de sobra en tu casa jerarquizando los criterios estéticos y útiles. Desocupar el sitio aporta un aire diferente, despeja el entorno y renueva la energía.

Cambia la iluminación: la luz es un factor definitivo, puesto que mitiga ciertos colores y destaca otros. Una luz puntual valoriza un área. Si sitúas, por servirnos de un ejemplo, tu sillón preferido sobre una alfombra de colores cálidos y lo alumbras con una luz puntual, habrás creado un espacio donde ya antes no lo había.

Renueva el aspecto del mobiliario: si sustituyes los herrajes, le das un lustre a un mueble o bien cambias el marco de un cuadro o bien espejo, conseguirás un aspecto diferente en la habitación. Asimismo puedes reemplazar las fundas y tapizados de tus sillas, sillones y sofá por otros con nuevos colores y estampados. Particularmente, los marcos pueden ser más esenciales de lo que se cree, reemplazar uno tradicional por otro plano de madera obscura, puede cambiar no ya la relación de este con el ambiente, sino más bien la lectura misma de la obra de arte.