Toda celebración de bautizo desea festejar un instante singular y conservarlo para el recuerdo de todos y cada uno de los asistentes. ¿Qué mejor manera dejar un buen sabor de boca que con una amena sesión de fotografías? Los photocalls se han transformado en un indispensable de toda celebración de bautizo y en el presente artículo te explicamos el porqué.

Por qué razón poner un photocall en bautizos
Un bautizo es un instante tan entrañable que las fotografías van a ser un fantástico recuerdo; pero si deseamos que la celebración se recuerde, como anfitriones debemos aportar elementos que ayuden a que las fotografías sean únicas y recuerden a un instante feliz y también inigualable. De ahí que, adquirir un photocall es una apuesta segura y estas son algunas razones.
*Un bonito recuerdo para los invitados al bautizo de tu hijo. Las fotografías entretenidas y originales son un regalo más agradecido y adaptado que otros regalos tradicionales de esta celebración. Imprime y manda una fotografía a cada invitado tras la celebración, va a ser un éxito seguro.

*Un bonito recuerdo para tu hijo. ¿A quién no le agrada alardear algunas veces de sus fotografías de pequeño? Cuando tu hijo sea un tanto mayor seguro que se va a sentir muy agradecido de preservar un recuerdo tan singular y entretenido al lado de su familia.

*Entretenimiento asimismo para otros pequeños. Es muy posible que asistan otros pequeños a la celebración del bautizo y, a veces, estas fiestas para adultos son un tanto desganadas para ellos. Con un photocall lograrás entretenerlos y sus progenitores asimismo se van a llevar un bonito recuerdo de sus hijos.

Indudablemente la celebración va a tener un entorno más animado.

*Escenario ideal para todo tipo de accesorios y complementos. Acompaña tu photocall con un poco de attrezzo y vas a multiplicar por mil las opciones de muecas y poses para la fotografía. Tus amigos y familiares se lo van a pasar tan bien, que se van a pelear por ser los primeros.

*Logra una sesión de fotografías natural. Las fotografías de estudio tienen un acabado perfecto, mas les falta espontaneidad. Un photocall, si bien sea un escenario preparado, va a sacar la sonrisa más franca de cada partícipe.
Podéis posar todos con el bebé, en conjunto o bien de uno en uno, de forma formal o bien de forma cómica con unos accesorios… Un bebé con un bigote y un sombrero va a ser un recuerdo muy entretenido para quién vea las fotografías tras la celebración.

-¿Y qué fondo pongo?
Un bautizo, es la ocasión ideal para apostar por los photocalls  con motivos infantiles, como bebés durmiendo en una nube o bien gateando con pañales, con baberos y carros, o bien sencillamente con el nombre de tu hijo sobre un fondo tierno y original.

Lo esencial es que ahora que has logrado reunir a tu familia y a tus amigos para festejar el nacimiento de tu bebé, algo que no siempre y en toda circunstancia es fácil, aproveches para sacar el máximo provecho a la celebración. El photocall es una idea fácil con mucho juego y no sólo para bautizos, sino más bien asimismo para bodas, comuniones, fiestas temáticas y cualquier otro tipo de celebración. ¡Qué fotografías tan entretenidas para el recuerdo!