En nuestros días los dispositivos Móvil se han transformado en el contrincante más duro para los navegadores tradicionales de GPS. La mayor parte de personas prefiere emplear su aplicación de Google Maps al lado de su localización GPS ya antes de adquirir un dispositivo de navegación concreto que debes actualizar y solo sirva en el vehículo. Los fabricantes de estos equipos guía lo saben y apuestan por posibilidades auxiliares que no se puedan gozar en la versión móvil. De esta forma está Garmin Drive Assist 50LMT que es una prueba de ello, modelo que se enfoca a lograr la seguridad máxima a lo largo de la conducción, un accesorio más para incorporar al control de flotas, para que podamos obtener gran cantidad de información.

control de flotasLa firma americana ha integrado en su nuevo modelo una “dash cam”, o sea, una cámara concebida para ser empleada en el salpicadero del vehículo. Poquito a poco van haciéndose un hueco en el mercado puesto que en España no es muy popular mas en Rusia su empleo es obligatorio. La cámara viene integrada tras el dispositivo con resolución full HD y un propósito gran angular lo que logra una visión de la carretera en su totalidad.

Su función primordial, es grabar en todo instante lo que pasa en la carretera. Esto es posible gracias a dos ranuras para tarjetas de memoria de hasta 32 GB. Lo más interesante es que graba en bucle, esto es, una vez ocupada la totalidad de la memoria, se sobreescriben las imágenes, mas en el instante que se advierte cualquier situación peligrosa como un frenazo o bien una colisión, el dispositivo guarda de forma automática las imágenes en un lugar seguro a fin de que no se borren de forma eventual. Después va a poder ser descargado, si bien estas imágenes no servirán en juicios por accidente, mas sí para distinguir responsabilidades con las compañías de seguros.

Al contar con una videocámara en tu navegador GPS, la asistencia en la conducción es mayor. Es capaz de advertir si el vehículo se está desviando del carril o bien si conduce demasiado cerca del vehículo que circula delante. Crea avisos sobre peligro de colisión frontal eludiendo accidentes de tráfico. Las alarmas son tanto visuales como sonoras, para asegurar que el conductor o bien usuario que emplea el dispositivo esté siendo consciente de la situación.

Además de esto, cumple con todas y cada una de las funciones que ya poseen el resto de GPS tradicionales como los avisos de zonas escolares, curvas peligrosas, cambios de velocidad, pasos a nivel, cruces de animales, etcétera.

Los navegadores GPS actuales

Como ya es frecuente, los nuevos modelos de navegación GPS de muchas marcas pueden conectarse a nuestro móvil por medio de la aplicación “Smartphone Link” y una conexión Bluethooth. La conexión tarda pocos segundos, se efectúa de forma prácticamente automática y, de esta manera, es posible percibir notificaciones, como e-mails o bien llamadas, en la pantalla. Esta función es solo informativa y en ningún caso deja responderlas. Por otra parte, gracias a esta conexión es posible advertir la localización de radares y la situación del tráfico, entra en la web.

Todas y cada una de las peculiaridades que traen los nuevos navegadores GPS transforman a estos dispositivos en una alternativa bien interesante, para quienes deseen llegar a su lugar de destino con seguridad y cómodamente. No podemos decir nada malo, en tanto que no hallamos ningún aspecto negativo a algo que ofrece a nuestros conductores seguridad y confianza en la carretera. Solamente nos encaramos al inconveniente de siempre y en todo momento, la batería, cuya autonomía aproximada de todos y cada uno de los dispositivos generalmente son de media hora, teniendo de esta forma que conectarlo al encendedor o bien a otra fuente de energía a lo largo de los desplazamientos superiores a ese periodo de tiempo.