No hay duda de que muchas veces resulta interesante adquirir un mueble segunda mano. Algunos son verdaderas ocasiones, bien por el hecho de que están absolutamente nuevos, pero se venden a un costo ajustadísimo, pues son piezas que ya no puedes hallar en el mercado o bien simplemente pues nos ayudan a cubrir una necesidad puntual con el menor desembolso.

Para los que venden asimismo es buen negocio, pues les deja deshacerse de cosas que les han regalado, que se confundieron al adquirir o bien sencillamente que ya no usan, sacándose además de esto unos euros que siempre y en todo momento se agradecen.

Exactamente en estos días, busco una mesa de centro de segunda mano, en mi caso por el hecho de que no encuentro nada que me guste, y visitando los sitios que se dedican a ello bastante más de manera frecuente de lo que lo hago frecuentemente. Creedme si os digo que estoy seguro de que la mayor parte de las cosas que se ofrecen no se van a llegar a vender jamás, presentan un montón de defectos, que no obstante creo que se podrían solucionar fácilmente.
De ahí que, por si acaso asimismo tienes pensado poner algún mueble a la venta, me atrevo a sugerirte estas 5 cosas que no debes olvidar si deseas vender tus muebles lo antes posible:

* Pon una fotografía, y que se vea. Te va a parecer patraña, mas hay un montón de anuncios, como podéis observar, que no tienen fotografía. O bien, prácticamente igualmente mal, que si la tienen es tan horrible que no se aprecia lo que se vende. Si de verdad eres un inútil con la fotografía y ni si quiera con la cámara en modo automático logras nada aceptable, es mejor que le solicites ayuda a alguien, más por favor, pon una fotografía, y mejor si son 2 o bien 3, de diferentes ángulos.

* Describe lo que vendes. Es precisa una descripción lo más extensa posible, el que mira no conoce para nada tu mueble, con todas y cada una de las peculiaridades bien detalladas. “Mesa” no vende, mesa de comedor redonda en madera maciza acabada en color nogal con patas labradas, sin apenas empleo por el hecho de que me la obsequiaron mis progenitores para la boda, por poner un ejemplo, va a ayudar bastante más. Si no te quieres encargar de la compra o la venta de muebles, contacta con Vacia tu Casa.

  * No te olvides de las medidas. ¿De qué manera voy a estimar siquiera la adquisición de esa mesa, o bien de cualquier otra cosa, si no sé lo que mide? Puesto que eso, medir es sencillísimo, seguro que tienes un montón de cintas métricas de por ahí, empléalas.

* Coste del suelo. Del suelo, no estratosférico. Recuerda que vendes de segunda mano y el coste es el factor más determinante. Si de veras no sabes cuánto puedes solicitar, date una vuelta por la red y mira muebles afines. He llegado a ver estos días un montón de cosas utilizadas que se vendían bastante más caras que exactamente las mismas nuevas.

* Facilita las cosas. “No contacto por e-mail, llamar de desde las diez de la noche” no facilita las cosas. Ayuda, dí que puedes cooperar en el desmontaje, ofrece diferentes posibilidades de contacto, orienta sobre la zona en que vives, pon palabras clave en el texto y en la descripción a fin de que puedan encontrarte: mesa baja, mesa auxiliar, mesa de centro. Ofrecer una opción alternativa de transporte, si la tienes, asimismo suma puntos.