sofas de segunda mano

En un sofá hay tres cosas importantes: Esqueleto, Rellenos y Telas.
-El esqueleto es la pieza más esencial de los sofás, bien sean nuevos o sofas de segunda mano, en la medida en que por sí solo nos va a acotar la comodidad y durabilidad de la pieza.
Un esqueleto ha de ser de madera maciza sin nudos, las diferentes partes han de estar bien fijadas por tornillos pasantes y por su lado encoladas para evitar ruidos y deformaciones (bastidores doblados, piezas que se sueltan al cabo de un tiempo, ruidos al cambiar de postura).

-El relleno es un componente esencial de la pieza, pues va a tener mucho que ver con la comodidad que nos ofrece la pieza, hay bastantes tipos de rellenos, voy a referirme a los más usuales. Gomas, fibras, muelles, viscolástica y sandwich.
Las gomas: es el material más usado en los asientos, para saber si una goma se amolda a nuestras necesidades hemos de saber su densidad.
Densidad 25-28: goma blanda.
Densidad 30-35: goma dura.
La goma blanda al sentarnos nos va a dar una sensación de confort prácticamente inmediata… pero con el tiempo, esas gomas pierden su comportamiento y se hunden y deforman ya antes por la utilización, que es lo que le puede acontecer a los sofas de segunda mano, que por el empleo esté la goma cedida.
La goma dura al sentarnos nos va a dar una sensación de firmeza, nos mantiene sobre la superficie y apenas se hunde.
¿Entonces como es la mejor?… la combinación de las dos, con eso consigues comodidad y que el asiento dure más tiempo en buen estado, un núcleo de goma dura envuelto en unos dos o tres cm de goma blanda.

Las fibras se habitúan a emplear en los respaldos y reposabrazos, en ocasiones se emplea también en los asientos para darle ese toque de comodidad a la sentada… pero dura menos que la goma en la medida en que se aplasta parcialmente pronto. Lo ideal es que fueran fibras naturales… pero son bastante más caras y si se trabaja con una buena fibra sintética siliconada se consiguen muy, muy buenos resultados tanto estéticos como de funcionalidad.
Es esencial, que el respaldo este compartimentado en su interior para evitar que la fibra se baje y se acumule en la zona lumbar con el tiempo. Si buscas sofas de segunda mano en Vacia tu Casa hallarás los que precisas.
Los muelles ensacados, personalmente es una de las sentadas que más me complace y recomiendo, es una sentada realmente agradable se hunde pero no demasiado y mantiene el asiento como el primer día durante un buen tiempo, los asientos con muelles son más frescos que el resto, al poder circular mejor el aire.

La viscolástica es un material que está de tendencia ahora, es muy bueno pero hacer el asiento todo de visco… la sensación en la sentada para mi es demasiado blanda y voluptuosa, prefiero combinar unos muelles ensacados y una placa encima de 5 cm de visco, una sentada extremadamente cómoda y perdurable.

Los sandwich son las combinaciones de los elementos antes citados, muelles con visco, visco con copos de látex y goma visco, Son sentadas que salen un tanto más caras que el resto pero el resultado merece la pena en todos los aspectos.
Hay otros rellenos como las plumas, muy cómodas pero dan mucho trabajo de mantenimiento.

La tela de nuestro sofá es esencial, es la encargada de que nuestro sofá luzca como el primer día y que aguante el día a día por un buen tiempo.
Para seleccionar la tela debemos volver a las preguntas del principio: ¿es un sofá que voy a emplear todos los días?, ¿tengo pequeños o mascotas?… lo utilizo para cenar… dormir, preguntas precisas por el hecho de que van a marcar la calidad y el acabado de la tela.