letras porexpan

Son cada vez más las parejas que quieren decorar sus bodas con letras gigantes. Quedan bellas en las fotografías y agregan un toque de originalidad al acontecimiento.

Mas bastantes personas, se las proponen por ser  la opción mejor en el momento de escoger sus letras gigantes. ¿Que material es el más apropiado? ¿Que tamaño es el indicado? ¿En que me debo fijar en el momento de adquirir unas letras gigantes? Puesto que aquí tienes una comparativa sobre las diferentes opciones que hay en el mercado, a fin de que puedas escoger la que más se adapte a tus necesidades.

Si hablamos de materiales, tenemos las letras de porexpan y las de madera. Las de porexpan suelen ser más asequibles que las de madera. Con lo que si solo necesitas las letras para lucirlas el día de la boda, y sacarte fotografías con ellas, la opción más asequible puede resultar la más conveniente para ti.

No obstante, si quieres usar tus letras tras la boda, para decorar algún lugar de tu hogar, valdrá la pena que gastes un poco más en unas letras de madera. Son más duraderas y se pueden colgar en la pared: sobre el cabecero de la cama, en el recibidor, en el despacho, en el pasillo… las opciones son múltiples.

Si el color es esencial para ti, por el hecho de que quieres que ciertas letras (o bien todas y cada una) tengan una tonalidad singular, por servirnos de un ejemplo, si tu boda es temática, o bien la decoración del resto sigue una paleta de color determinada, la opción de las letras de madera va a ser la más conveniente.

Se pueden pintar de cualquier color que desees, y además de esto, si tras la boda, quieres cambiarles el color, puedes repintarlas con pintura acrílica (en base agua, sin disolventes: una pintura muy barata, simple de aplicar). Eso puede ser una ventaja si quieres incorporarlas a la decoración de alguna estancia de tu hogar y deseas que combine con los colores que tienes.

Las letras de porexpan  en cambio, se acostumbran a hacer en Rotulowcost en color blanco (el tono del propio material). En algunos casos puntuales, en dependencia del fabricante, ofrecen la opción de pintarlas. Además de esto la durabilidad acostumbra a ser inferior que la madera, puesto que si el porexpan se estropea no es posible repararlo. Y todos sabemos cuantos invitados deseasen “jugar” con ellas.

Para ciertas parejas, es fundamental valorar las dimensiones de sus letras. Las letras de porexpan acostumbran a ser bastante más gruesas: de 15cm frecuentemente (si bien puede cambiar en dependencia del fabricante entre 10 y 20cm). Con este grosor, se logra un efecto 3D. El inconveniente de este grosor, acostumbra a ser el transporte de estas piezas hasta el sitio del acontecimiento, puesto que en dependencia de la altura de cada letra y de la cantidad de letras que haya que transportar, va a ser preciso un vehículo con mucha capacidad, a fin de que quepan.

En cambio las letras de madera no acostumbran a ser tan gruesas. Por norma general el espesor acostumbra a ser de 1cm. Esto deja transportar los juegos de letras en bultos planos, de forma muy cómoda.

En el momento de guardar las letras, el menos grosor de las letras de madera es una enorme ventaja, puesto que apenas ocupan espacio. Esto deja que se puedan encargar con bastante antelación aprovechando las promociones que se acostumbran a dar a principios y a fines de año (en temporadas bajas de bodas). Adquiriendolas con anticipación, se evita el agobio de última hora que acostumbran a tener los novios conforme se aproxima la fecha del lunch, por tener a punto sus preparativos.

Tras la boda, va a ser muy sencillo guardarlas por el pequeño espacio que ocuparán. No solo se pueden aprovechar para decorar tu hogar, sino se puede montar un photocall con ellas en cualquier celebración que organicéis: vuestro aniversario, San Valentín… Se pueden volver a usar en tantas ocasiones como desees.