El rótulo es un factor esencial de la tienda. Cuando piensas en una tienda, siempre y en todo momento recuerdas del escaparate y la imagen general. Cuando elijas un cartel, vas a deber estudiar un tanto la situación, a fin de que no sea una solución tomada al azahar y que tenga congruencia con tu tipo de negocio.

En muchas ocasiones, un buen escaparate, hace que nos fijemos en una tienda antes que en otra. Todo es esencial, desde la localización hasta los colores y los textos.
Aquí te hablaremos de cuatro pequeños consejos, a fin de que puedas crear los mejores rotulos para tiendas en tu nuevo local.

*Los colores
Tanto para comenzar, los tonos de fondo y de texto, van a deber tener mucho contraste entre si. Ten presente, que los rótulos exteriores y las banderolas, van a deber leerse bien desde cualquier lugar, tanto de cerca como de lejos.
Los tonos del rótulo, van a depender de cuatro factores principales:
– Los colores corporativos, caso de que ya dispongas de logo y también imagen de marca, influenciarán bastante tu solución.
– El tipo de negocio, afecta a la tonalidad, en dependencia de la sensación que desees dar a tus clientes del servicio.
– El público objetivo, reaccionará a determinados estímulos visuales antes que a otros (por poner un ejemplo, puedes trabajar con colores más fuertes para un público joven y tonos pastel para personas mayores).
– El ambiente puede hacer que tu cartel destaque o bien no. Diferénciate de la competencia, a fin de que los clientes del servicio puedan reconocer tu marca.

Recuerda, puedes tener en consideración otras alternativas más avanzadas para la paleta tonal, mas solo te doy algunas ideas. No tomes todo al pié de la letra, únicamente infórmate un poco y saca tus conclusiones, no siempre y en toda circunstancia se acierta a la primera.

Es importante el acierto de los rotulos para tiendas

*La tipografía
Si seguimos hablando de carteles de exterior, aconsejamos siempre y en todo momento, caligrafías de “palo seco”. Este tipo de letras, tienen la peculiaridad de ser limpias y simples de leer. Si bien tengan una estructura simple, son muy elegantes y al tiempo transmiten profesionalidad.
No uses fuentes cursivas, cargadas o bien con demasiados remates. Haz la lectura fácil, a fin de que de un primer vistazo, el paseante, pueda entender como es tu producto o bien servicio.

*El contenido
Otro particular a tomar en consideración, es el contenido. La cantidad de palabras que introducimos en nuestra señalización, puede ser realmente cargada, y distraer al lector. Como hemos dicho hasta el momento, el cartel debe ser fácil de leer, veloz y eficiente, por consiguiente, céntrate en un primer eslogan de “enganche”, entonces puedes ampliar la información con unos vinilos en los cristales o bien unos roll-up.

*Limítate a lo esencial
El rótulo exterior, va a deber tener la información esencial, por servirnos de un ejemplo “Panadería Angeles”. En los cristales puedes agregar texto que diga: “pan casero, magdalenas, pan integral, pizza, bollería, etc…”

*La forma
Un pequeño detalle que podría hacerte único, el la forma del cartel.
Siempre y en toda circunstancia, debes tener en consideración que estas en la calle, entre miles de rotulos para tiendas, con infinitas posibilidades. Si en toda la vía, hay rótulos rectangulares, podrías pensar en hacer algo redondo, cuadrado o bien trabajar con letras corpóreas. Lo esencial es eludir ser “uno más” y resultar más atrayente que la competencia, a fin de que el usuario, entre en tu tienda antes que en la del vecino.
Puedes jugar con formas extrañas, materiales y luces. No hay restricciones a la inventiva.
El rótulo, es un factor esencial de tu tienda y si lo trabajas bien, va a hacer que tus ventas aumenten sin que te des cuenta. En estos casos, compensa trabajar con algún diseñador profesional a fin de que te ayude, o bien al menos, te recomiende sobre diferentes posibilidades.