muebles vintageLo vintage sigue siendo tendencia, esta vez en el hogar. La tendencia del presente año es la mezcla de estilos: combinar elementos viejos con otros más modernos. En el vintage las reglas las pones tu . Lo más esencial es no tener miedo a mezclar texturas y colores. Sigue leyendo si quieres aprender a añadir este estilo a los diferentes espacios de la casa.

El salón, ofrece muchas posibilidades para añadir este estilo cerca de los muebles básicos que ya podamos tener. Una mesa de café de madera y con forma redonda, es un mueble tradicional que encaja bien con cualquier tipo de decoración. Los muebles vintage de madera, habitúan a ser de tonos obscuros gastados, sin recargar, con patas finas. Si quieres ponerte creativo, las maletas viejas pueden hacer de mesa auxiliar para poner encima una lámpara o un teléfono. Acumula dos o tres, una sobre la otra procura conseguir altura y sé creativo con los colores. Para decorar las paredes puedes colgar fotografías de marcos viejos.

Dar un toque vintage a la habitación es muy simple en https://zalema.es/25-decoracion-y-muebles-vintage. Si tienes un presupuesto grande, hazte con un cabecero o una cómoda de madera de cerezo oscura. Si prefieres un toque más débil, o Shabby Chic, puedes pintarlo en tonos crema. Si no dispones de tanto presupuesto puedes emplear accesorios: emplea ropa de cama en tonos blanco y crema, emplea viejas cajas de lata para guardar cosas, como perfume o joyas y pon cojines de diferentes tonos pastel sobre la almohada. ¿Te faltan armarios? Pon un baúl viejo al pie de la cama para guardar tus zapatos o bolsos.

El baño, es una habitación que además puede ambientarse con un estilo vintage. Pon un espejo ovalado con detalles en el marco sobre el lavavo. En los mercadillos o bien en las web, puedes encontrar jaboneras y tarros avejentados para poner orden y decorar al mismo tiempo. Si te animas, puedes cambiar los grifos y poner unos de estilo viejo. Y para guardar toallas, busca un pequeño armario de madera y píntalo del color que mejor le vaya a tu baño.

Otro espacio al que le va lo vintage es la oficina. Si te animas a hacer una gran inversión, acude a un anticuario o mercadillo en busca de un escritorio viejo de madera. Unas estanterías para libros sencillas de madera, dan un aire viejo y complejo al espacio de trabajo. Para presupuestos más ajustados, opta por detalles viejos que puedes encontrar en rastrillos o tiendas de segunda mano: lámparas, teléfonos, revista y libros.
Cada día podemos observar en las principales revistas y blogs de decoración, como los muebles vintage están poquito a poco más de tendencia. Este hecho no debe extrañarnos. Hubo una temporada, en la que afloraron nuevas tiendas de decoración muy, muy baratas que ayudaron a que las personas adquiriesen nuevos muebles de diseño por poquísimo dinero.

 Sin embargo la proliferación de esta clase de negocios tuvo otras consecuencias. Las consecuencias más obvias fueron que casi todo el mundo lucía en sus hogares el mismo tipo de muebles. Aparte de esto esta clase de muebles, si bien eran de diseño y estaban a la moda, no estaban construidos con materiales de enorme calidad, que aguantaran bien el paso del tiempo y el uso diario. En nuestros días las tendencias ornamentales, se han transformado de manera plena y apuestan por la utilización de muebles vintage de enorme calidad.