El encanto de una casa se apoya en piezas que cuentan historias y en tesoros recogidos por todo el planeta.
Gran parte de los gastos de decoración cuando ponemos una casa en marcha, está orientada a la adquisición del mobiliario. Desde el baño hasta la cocina, todas y cada una de las estancias precisan algún tipo de muebles. Actualmente, una buena forma de ahorrar dinero sin sacrificar la decoración, la podemos localizar en los muebles de segunda mano de temporada.

Algunas cosas que debemos tener en cuenta:

* El sitio donde los comprarás

Hay dos posibilidades, comprárselo a un particular, o bien a una tienda de reventa de muebles utilizados. La primera hipótesis es normalmente menos costosa, mas asimismo implica más peligros. Eminentemente pues no existe garantía y las condiciones de la pieza pueden no ser tan buenas como esperamos.

* El estado de la pieza y la calidad de los materiales

Si adquirimos en una tienda online, lo más probable es que lo que adquiriremos tenga calidad y esté en estupendas condiciones, en tanto que la tienda online se ocupó de ver los “detalles” ya antes por nosotros y no va a tener en venta muebles en mal estado y aparte de esto va a poder ofrecerle garantía, cosa que el particular efectivamente no va a hacer. Hay siempre y en toda circunstancia que ir para todo a los profesionales.

Estos son dos puntos fundamentales. Ya antes de avanzar con cualquier compra, contrasta todo el mueble. Abre las gavetas, puertas y mira si el fondo está en buen estado o bien si existe algún rastro de insectos en la pieza. Contrasta el apoyo y si está en equilibrio y mira si tiene fallas o bien marcas conocidas.
Mira asimismo si compras un mueble de calidad. Analiza aqui todo sin prisa y si fuera el caso y ves el tipo de madera en la que está hecho y revisa si alguna parte no esté finalizada con madera de compensando por servirnos de un ejemplo, que es la menos resistente entre todas y cada una.

muebles-de-segunda-mano

* Edad de la pieza y coste original

Adquirir un mueble semi-nuevo, es diferente de uno que ha tenido años de empleo con lo que esto va a deber reflejarse asimismo en su coste. Pregunta cuanto tiempo tiene la pieza y también investiga un poco para poder ver si no se exagera en el valor de venta. Si es preciso contacta múltiples vendedores ya antes de avanzar en cualquier compra.

* Restauración de muebles utilizados

En caso que halles alguna buena ocasión mas que su estado de conservación podría estar mejor, vas a poder decantarte por restaurarla. Si el mueble está confeccionado en una buena madera, es muy simple tratarla y darle su potencial de nuevo.

Los muebles de segunda mano están (salvo excepciones) mejor fabricados que los muebles actuales. El argumento es sencillo; los muebles de ocasión que halles han durado lo bastante para ser susceptibles de empleo por otra persona. Eso quiere decir que están hechos para perdurar.