Una sentencia del Tribunal Supremo, ha abierto la puerta a que los clientes del servicio que tuviesen una cláusula en su hipoteca que les obligara a abonar los gastos de formalización del préstamo puedan demandar su devolución.
Específicamente, la resolución del Supremo afecta a múltiples tipos de gastos de las hipotecas: los de registro, notaría y gestoría, e inclusive, los del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados. Sin embargo, con relación a este tributo, los diferentes tribunales donde ya se han resuelto casos en particular han expresado creencias distintas: algunos jueces piensan que así mismo ha de ser rembolsado al consumidor al tiempo que, en otros casos, no se ha dado la razón al usuario.

Quienes tuviesen una cláusula hipotecaria que estableciese que los gastos de formalización debían correr, en su totalidad, por cuenta del usuario, van a deber dar los siguientes pasos para reclamar:
– Demandar frente al Servicio de Atención al Usuario del Banco con quien se contrató la hipoteca.
– Trascurridos un par de meses desde dicha reclamación, haya respondido o bien no el Servicio de Atención al Usuario, y siempre y cuando la contestación, en el caso de haberla, haya sido negativa, se va a poder ir a los tribunales. En un caso así, el usuario va a deber contar con todas y cada una de las facturas de la Notaría y Registro de la Propiedad. En el caso de que la Gestoría fuera impuesta por el banco, así mismo deberá incluir esos costos. Para el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, se va a poder pedir un duplicado en Hacienda.

 

Para poner en marcha las acciones de una demanda sobre los gastos de formalización de las hipotecas, es aconsejable contar con una persona especializada para no llevarnos ninguna mala sorpresa

 

Cláusulas suelo: ¿de qué forma demandar lo cobrado de más?

El Gobierno, ha puesto en marcha un nuevo mecanismo extrajudicial que dejará que los usuarios que tuviesen cláusulas suelo en sus hipotecas puedan demandar el dinero que su banco les cobró de más, sin pasar por un juzgado. Eso sí, se trata de un procedimiento voluntario: por consiguiente, si un usuario lo quiere, puede ir a los tribunales de manera directa, si bien se expone a tener que abonar las costas del proceso, como te contamos.

Para demandar el dinero cobrado de más, por las cláusulas suelo de las hipotecas empleando, el nuevo mecanismo, estos son los pasos que habría que dar:
– El perjudicado va a deber poner una reclamación ante su banco (que habilitará un departamento concreto par a ello)
– El banco va a deber contestar ofertando múltiples detalles: si admite o bien no la reclamación de su cliente; en caso afirmativo, cuánto dinero le devolverá (incluyendo los intereses), y en caso negativo, los motivos por los cuales rechaza la petición.
– Cuando el usuario reciba la contestación de su banco, deberá decidir si está conforme o bien no. Si está conforme, deberá comunicarlo a la entidad, que procederá a devolverle el dinero. Si no, puede decantarse por ir a los tribunales.
Para llenar todos estos pasos, la nueva normativa a este respecto establece un plazo de 3 meses.

Aparte de la devolución del dinero cobrado de más por las cláusulas suelo, el banco así mismo puede plantear al usuario otro tipo de medidas compensatorias, como reducir el interés de su hipoteca o bien acortar el plazo de amortización. En todo caso, el banco va a deber especificar el valor económico de estas opciones alternativas y el consumidor deberá admitir de forma manuscrita que las admite.

 

Fuente: Fercogestion