mejores hipotecas

¿Firmaste tu hipoteca y debiste abonar los gastos de formalización? Esos costos no te correspondía pagarlos a ti sino más bien a tu banco y puedes recobrarlos si sabes de qué forma.

Calcular ahora
En el momento en que nos referimos al costo de una hipoteca no podemos quedarnos sencillamente con la cuota mensual o bien tener solo en cuenta el interés del préstamo hipotecario. El costo de las mejores hipotecas va a más y también incluye comisiones, productos vinculados, gastos de formalización y apertura. A parte de ello, cuando adquirimos una residencia financiada a través de una hipoteca, trae consigo el pago de una serie de impuestos y gastos administrativos que pueden representar hasta el quince por ciento del importe total.

Estos impuestos y gastos según fercogestion son más o menos los siguientes:
Hipoteca (conforme el TS estos gastos no debería pagarlos el usuario)

Compra y venta
Gastos Notaria – quinientos euros Registro – trescientos euros Gestoría – doscientos cincuenta euros Tasación – doscientos cincuenta euros Nota simple registro propiedad – veinte euros Notaria – quinientos euros Registro – trescientos cincuenta euros Gestoría – doscientos cincuenta euros Impuestos IAJD 2.000 euros IAJD – 2.000 euros Impuesto sobre el Valor Añadido – 20.000 euros ITP – 8.000 euros

 *Gastos calculados para una residencia de ciento ochenta y siete mil quinientos euros con una hipoteca de ciento cincuenta euros.

Que paguemos Impuesto sobre el Valor Añadido o bien ITP en al transmisión de la residencia, va a depender de si se trata de una residencia de obra nueva, donde vamos a pagar el primero, o bien si se es un piso de segunda mano, donde vamos a pagar el segundo.

Actualmente, el Impuesto sobre el Valor Añadido para la venta de residencias se halla en el diez por ciento del costo de compra y venta, si bien en tiempos de bonanza económica este suela estar al ocho por ciento . El ITP va a depender de cada comunidad autónoma y fluctúa entre el seis por ciento y el diez por ciento .

En lo que se refiere al IAJD (Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados), acostumbra a fluctuar entre el 0,1 por ciento y el 1 por ciento del importe escriturado, si bien este impuesto puede cambiar en dependencia de cada ciudad, puesto que su valor está determinado por cada comunidad autónoma (en el País Vasco es del 0 % , por poner un ejemplo). En la compra y venta de residencia de segunda mano no deberemos abonar IAJD, siendo incompatible con el ITP, mas si firmamos una hipoteca, sí deberemos encarar el IAJD con respecto a la hipoteca.