papel de pared

En el instante de decorar una habitación de pequeños con papel de pared infantil, debemos tomar en consideración primeramente, la edad del pequeño y seguidamente sus gustos personales para atinar con la elección del papel.
La decoración de la habitación de los pequeños está en continua evolución, igual que, prácticamente sin darnos cuenta, los pequeños crecen, y en todos y cada etapa, su habitación habría de ser un espacio en el que se encuentren a gusto, como pequeñas personas que son, tienen sus deseos, peculiaridades y también ilusiones.

Papel de pared infantil

Ahora te ofrecemos, algunas ideas para decorar con papeles de pared infantiles las habitaciones de los más pequeños de la casa en tres etapas diferentes de su crecimiento: bebé, infantil y quinceañeros que empiezan a dejar la niñez atrás.

Las colecciones más amenas de papel pintado del bebé

La llegada al mundo, de un nuevo miembro de la familia lo cambia todo y decorar su habitación es, indudablemente, una de las labores más agradecidas y que más emociona a las mamás. El espacio de la habitación de un bebé ha de ser suave y neutro, para favorecer la relajación y ayudarle a reposar. Te encantará la colección de papel de pared para bebé en Ottoyanna, donde vas a poder hallar lo que desees.

Papel pintado para bebés, de animales

Los tonos que jamás fallan para decorar la habitación de un recién nacido son el beig, el rosa y el azul. La delicadeza del papel infantil beig, siempre y en todo momento es una apuesta segura por su calidez y por el hecho, de que este tono multiplica la luz natural de la habitación. Es un color, que armoniza bien con otro tono (incluyendo los más tradicionales como el azul y el rosa) con lo que se usa de forma indistinta para habitaciones de pequeños o bien pequeñas.

Papel pintado para bebé

El beig es buen color de fondo para conjuntar con papel de pared infantil de listas o bien dibujos más audaces que van a dar un toque ameno a la estancia. Ciertos papeles infantiles con combinación de entretenidos motivos los hallarás en las colecciones de las páginas web. Los diseños de estas colecciones ayudan a crear el mejor ambiente para el desarrollo cognitivo y también imaginativo de los reyes de la casa.

Papel pintado infantil de rayas

El papel infantil de rayas es buena opción si deseamos lograr una decoración que perviva en el tiempo. No pasa de tendencia, es atemporal y puede sostenerse conforme crece, pues cambiando complementos y muebles puede encajar en cualquier edad.

Dibuja con papel pintado infantil el ambiente de sus sueños

Cada pequeño es un sueño y cada familia tiene necesidades diferentes en el momento de decorar la habitación de sus hijos. Es posible que quizás debamos crear una habitación para princesas, o bien para piratas, o bien para aviadores… o bien quizás lo que precisamos verdaderamente es lograr un espacio cómodo para múltiples hermanos y lo que prime en nuestras resoluciones, sea más la practicidad y la funcionalidad que la estética, por eso entra aqui.

 Papel pintado para pequeños que crecen

En el instante de ordenar el espacio en una habitación infantil debemos tener muy presente tres necesidades básicas del pequeño, dormir, jugar y estudiar. Y en lo posible, debemos reservar un espacio para todas y cada una en su habitación. En la estética podemos abandonarnos a la imaginación y tener en consideración sus gustos personales en el momento de elegir el papel ornamental infantil.

Si dejamos funcionar la imaginación, lograremos una cuarta parte tan llena de energía y vital como el pequeño que lo ocupa. No es mala idea resguardar un tanto la pared para eludir raspones, roces y suciedad con un friso a media altura, reservando el papel de pared para la parte superior.

Para pequeños que se hacen mayores

Antes que nos demos cuenta, los pequeños crecen y empiezan la pre-adolescencia. Desde los 10/12 años odiaran los motivos demasiado infantiles. Entramos en la etapa en que aún no se es mayor completamente, mas comienzan a dejar la niñez atrás. Quizás ha llegado el instante de efectuar nuevamente un cambio en la habitación, a fin de que se sientan a gusto con su ambiente.