Muchas de nosotras, soñamos con tener un cuello de cisne con el que poder lucir increíbles gargantillas y cuellos altos, más creednos en el momento en que os afirmamos que los extremos jamás son buenos y tan incómodo visualmente puede ser tener un cuello cortísimo, como tenerlo larguísimo. En consecuencia, para todas y cada una aquellas que os halléis en el segundo caso y deseéis disimular este inestetismo, ahora os daremos una serie de trucos que os van a venir realmente bien.

collares de moda

Nuevamente, en Happy Uky os insistimos en que todos y cada uno de los consejos que reflejamos en nuestros artículo son generalidades y hay que tener cuidado en el momento de ponerlas en práctica, por el hecho de que puedes resaltar más un defecto, procurando disimular otro. Lo idóneo es, que un consultor de imagen ponga en conjunto todas y cada una de las peculiaridades físicas de una persona, con un análisis morfológico completo, hecho esto, determinar cuáles son los trucos que debes o bien no emplear.

Utiliza cuellos redondos o bien a la caja, bien pegados a la línea del cuello, que van a crear la ilusión de parecer más corto (cuidado pues si tienes el semblante cuadrado o bien redondo, esta clase de cuellos puede acentuar aun más esa forma). os insistimos en que todos y cada uno de los consejos que reflejamos en nuestros artículo son generalidades y hay que tener cuidado en el momento de ponerlas en práctica, por el hecho de que puedes resaltar más un defecto, procurando disimular otro. Lo idóneo es, que un consultor de imagen ponga en conjunto todas y cada una de las peculiaridades físicas de una persona, con un análisis morfológico completo, hecho esto, determinar cuáles son los trucos que debes o bien no emplear.

Asimismo, te van a venir de manera perfecta los suéters de cuello alto o bien los polos, que al tapar una parte del cuello, lo acortan visualmente.
No uses pendientes largos, que extenderán todavía más la longitud de tu cuello. Mejor cortos y si es posible redondeados (siempre que vayan bien con la forma de tu semblante).

Igual que en el caso precedente, toda vez que la manera de tu cara lo deje, lleva el pelo largo, que va a tapar una parte de la zona del cuello.
Descarta los collares largos, y escoge mejor gargantillas y collares pegados al cuello.
No te prives de usar pañuelos, bufandas, fulares,…las personas con un cuello largo, son las más idóneas para usar esta clase de complementos.
Puedes usar hombreras en chaquetas y camisas (siempre que el resto de tu silueta las dejen); asimismo van a hacer que tu cuello parezca más corto.
Te aseguramos que con estos sencillos consejos, tu cuello va a parecer de una longitud más normal. Y si tu inconveniente es el contrario, que tienes un cuello demasiado corto, despreocúpate de qué manera disimular este defecto.

Los secretos de como lucir collares

Te sientes encantada por el mundo que rodea al arte de lucir los collares?
Comprendemos que te entusiasme, y además deseamos ayudarte en el tema, hemos encontrado una pasmante forma de tomar las mejores decisiones: la bloggeras de tendencia. Tras visitar una y otra y otra…. hemos desvelado los 4 secretos esenciales para llevar con estilo tus bellos collares de moda o bien esa pieza que estas planteandote adquirir para tu próximo look.

* Busca un efecto soft – frágiles gargantillas con un pequeño colgante
Puedes lograr un look muy moderno y al unísono reservado combinando cualquier cadenilla que tenga unos ornamentos reservados.

 * Largos larguísimos collares con cadenilla
Los collares largos son muy lucidos a lo largo de este año, mas no creo que haga falta un ornamento de ese tamaño, eso es demasiado.

* Para darte el toque que te mereces, viste un collar de múltiples colgantes
Luce tal y como si vistieses a la vez múltiples colgantes mas no es así, es uno solo que tiene múltiples cadenillas.

* El dorado es muy vogue, más con un toque plateado te sentirás impresionante. Desde hace años el entremezclar los tonos no esta mal visto, es una moda que llego para hacerse un clásico, para mi gusto si se hace bien no hay ningún inconveniente.