Las hipotecas de tipo variable con referencia Euribor son las más asequibles. El costo de una residencia nueva en España, es 5,11 veces superior al del año mil novecientos ochenta y cinco, conforme una investigación de la Sociedad de Tasación. Estos datos reflejan lo bien difícil que es adquirir una residencia sin la ayuda de un crédito hipotecario. Para este fin, te resulta conveniente conocer todo lo relativo al Euribor, pues este índice determinará cuánto tiempo vas a deber abonar por el dinero adelantado, tal como la cantidad a abonar.
El Euribor y otros índices de referencia
Cuando asistimos a una entidad bancaria para solicitar un crédito hipotecario, las condiciones que nos ofrecen determinan la cantidad de dinero que deberemos restituir al banco. Conforme explica el Banco de España en su Memoria de la Supervisión Bancaria de España del año dos mil uno, la competencia entre las Entidades de Crédito ha aumentado en el campo de los créditos hipotecarios y la modalidad de tipo variable ha sido la que ha experimentado el mayor desarrollo. Por esta razón resulta conveniente examinar pausadamente qué género de interés nos resulta conveniente más, fijo o bien variable.
Tipos de hipotecas:
Hipotecas a tipo fijo:Se establece una cuota fija para todo el plazo del préstamo. Hasta amortizar la hipoteca pagamos exactamente la misma cantidad mes a mes.
Hipotecas a tipo variable:La cantidad a abonar depende de un índice de referencia acordado con el banco revisado con regularidad. Si el índice se encarece, como titulares del crédito pagamos más y si su valor reduce nuestra amortización asimismo lo va a hacer.
Las hipotecas fijas garantizan que la cuota a abonar al banco no cambiará. La desventaja que tienen es que el tiempo de amortización (entre diez y quince años) es muy inferior al que ofrecen las hipotecas variables y fluctúa entre veinte y treinta años. Esta circunstancia supone que para exactamente el mismo importe las cuotas mensuales sean mayores en las hipotecas fijas.

En el caso de solicitar un préstamo a interés variable, es conveniente escoger la variable oficial dependiendo de la como el género de interés cambiará, esto es el índice de referencia. Cuando contratamos un préstamo hipotecario el contrato se negocia bajo una fórmula que plantea el banco, que acostumbra a ser del estilo “Euribor más 1,5 por ciento “, el índice de referencia escogido más un tanto por ciento relativo.

El Euribor es un índice oficial más no es el único que existe. El crédito se calcula dependiendo del índice de referencia, por este motivo es esencial conocer los beneficios que en todos y cada caso específico nos supone escoger un índice o bien otro para nuestras hipotecas baratas.
Géneros de índices de referencia más utilizados:
IRPH (Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios): el IRPH es el interés medio al que ofrecen el conjunto de las entidades financieras (bancos o bien cajas) préstamos hipotecarios de plazo igual o bien mayor de 3 años que hayan sido iniciadas o bien renovadas en el mes al que se refiere el índice. Es un índice relacionado directamente con las hipotecas.
El MIBOR (la capital española Interbanking Offered Rate): Es el género de interés que las entidades financieras tenían como referencia para los créditos. Se calcula desde la operaciones al día cruzadas en el mercado de depósitos interbancarios nacional.

El EURIBOR (Euro Interbank Offered Rate): Es definido por el Banco de España como el género de interés de oferta al que una entidad de crédito está presta a prestar fondos en euros a otro banco. Se calcula desde la oferta de un panel de cincuenta y siete bancos de los más activos y superior calificación de rating en la zona euro y la media se realiza tras la supresión del quince por ciento de las cotizaciones extremas y se redondea a tres decimales”.

El Euribor por definición, es el mejor género de interés para el consumidor, puesto que representa el género de mercado puro y este es siempre y en todo momento el más competitivo pues depende de forma directa de la oferta y la demanda. El resto de tipos, teóricamente, van a ser más altos. Cuando el Euribor baja, las hipotecas resultan por su parte más asequibles, puesto que se trata de la primordial referencia para estos créditos.

Existen múltiples tipos de Euribor. El general se llama Euribor de mercado y es el índice conforme el que operan entre sí las entidades financieras. De él se deriva el llamado Euribor hipotecario, que se publica el día veinte de cada mes en el BOE. Para calcularlo se atiende a la alteración que a lo largo de los últimos treinta días ha tenido el Euribor de mercado. Este índice se sostiene fijo cada mes y es el que se emplea en los créditos hipotecarios y préstamos de consumo. Cuando contratamos un crédito a tipo variable, acordamos asimismo un plazo de revisión, en general un año o bien seis meses. Cumplido ese tiempo se atiende al Euribor hipotecario actual ese mes para actualizar nuestro crédito.hipotecas baratas

Fuente: www.fercogestion.com