Primordiales funciones del almacenaje

Las precisas tareas de almacenaje se pueden establecer en cuatro de más preferencia: almacenaje, consolidación, división de envíos y combinación de mercancías.
Almacenaje
Es evidente que el empleo primordial de un almacén, no es otro que el mantenimiento de artículos y mercancías de forma controlada y sistemática. La localización y configuración, viene dada por el tiempo de almacenaje de los productos y por el requerimiento que impone dicho almacenaje. Dicho almacenaje, puede ser en un largo plazo, de propósito general (artículos estacionales) o bien temporales. Podemos guardar productos finales a punto para ser introducidos en el mercado, hasta materias primas o bien productos semifacturados.

Consolidación
Las tarifas del transporte y las tarifas singulares, tienen una repercusión esencial en el empleo de los almacenes, en tanto que si los productos se producen en múltiples puntos puede ser económico establecer un centro de recogida para la consolidación de los envíos pequeños en otros más grandes, reduciendo de esta manera los costos del transporte. Según nos comentan en estanteriasindustriales.com los costos incurridos por el empleo del almacén, se pueden compensar reduciendo costos de transporte.
En el momento en que nos referimos al término almacén de distribución, la mayoría del espacio se contempla para el almacenaje en un corto plazo, dando prioridad a la velocidad del flujo del producto en el mismo. Por contra, nos referimos al  almacén de mantenimiento, cuando el espacio está dedicado al almacenaje semipermanente o bien en un largo plazo. Muchos almacenes combinan las dos funciones. Pero recuerda, que para todo ello necesitas unas buenas estanterias de ocasion.

División de envíos
Nos referimos a la división de envíos, como una actividad común en almacenes de distribución, singularmente cuando las tarifas de transporte de llegada por unidad superan las de salida, cuando los pedidos de los clientes del servicio son de volumen pequeño y cuando la distancia entre fabricante y clientes del servicio es grande. Las diferencias en los precios del transporte, favorece la localización de almacenes de distribución, cerca de los clientes del servicio, al tiempo que para la consolidación de envíos ocurre lo opuesto.

Combinación de mercancías
Puede resultar más económico el transporte, cuando se establezca como punto de combinación de mercancías para aquellas compañías que adquieren a múltiples fabricantes y desarrollan su producción en distintos centros.
Un centro de combinación, nos deja reunir en un solo punto todos y cada uno de los suministros de las distintas mercancías, y unirlas en distintos envíos de más volumen, sin él, los pedidos se pueden mandar desde los puntos de fabricación al usuario, abonando tarifas más caras debido al pequeño volumen de cada envío.

 estanterias de ocasion

Funciones del manejo de mercancías
Tres actividades son las que se efectúan en los sistemas de almacenamiento: carga y descarga, translación y preparación de pedidos.
Carga y descarga

La carga y la descarga de mercancías, son siempre y en todo momento la primera y la última fase en la cadena de almacenaje. A veces, se estima que la descarga y la localización de la mercancía son tan sólo una operación, no obstante, en otras ocasiones se tratan como procesos diferentes.
La carga de mercancías es afín a la descarga, no obstante, en la zona de carga puede haber múltiples actividades más. Puede ser normal, ya antes de cargar los productos en el medio de transporte, efectuar una comprobación final del contenido y de los pedidos. Debemos incluir en la actividad de carga, el ahínco auxiliar que se hace para prevenir desperfectos en la mercancía a través del empaquetado y la fijación de la carga.
Translación en el almacén
Entre el proceso de carga y descarga se generan múltiples traslados. El primero, desde el punto de la descarga hasta la zona de almacenaje. Entonces puede generarse un movimiento al muelle de salidas o bien a la zona de preparación de envíos. En la operación del manejo de las mercancías, empleando un área de preparación de envíos se produce un nudo y una unión auxiliar en la red del sistema de almacén.
Esta actividad de traslado en el almacén, puede realizarse desde carretas y camionetas de dirección manual, hasta los sistemas de almacenaje automatizados.

Preparación de pedidos
La preparación de los pedidos, consiste en recoger las mercancías que detallan los pedidos de las áreas del almacén donde están situadas. Esta actividad puede generarse en las áreas de almacenaje o bien en áreas de preparación de pedidos, creadas para prosperar el flujo de las mercancías. La preparación de pedidos, supone entre las actividades más críticas en el manejo de las mercancías, debido a que el tratamiento de los pedidos de menor volumen, acarrea un trabajo más intensivo y más costoso que el resto de las actividades.