En el momento en que compras una casa de obra nueva, generalmente te ofrecen lo que lleva por nombre subrogarte al préstamo del promotor para conseguir tu hipoteca… que no es otra cosa que una maniobra del banco en la que, tras dejarle dinero a la empresa promotora a fin de que edifique las residencias, ofrece hipotecas en condiciones (de entrada) provechosas para los futuros compradores de dichas casas.

¿Qué nos supone la adquisición de obra nueva?

Adelantar el veinte por ciento de la casa a la promotora en un plazo y de una manera segura, y si te subrogas, conseguir tu hipoteca por el ochenta por ciento sobrante, ni un euro más.
Desde aquí, voy a procurar contar que hay a favor y contra de subrogarte al préstamo del promotor.

¿Cuáles son (a priori) los beneficios de subrogarte?

* Te ahorras la tasación
* Te ahorras Actos Jurídicos Documentados (entre el 0,5 y el 1% en dependencia de la Comunidad del importe del préstamo).

Indudablemente esto es una ventaja, mas ten presente asimismo que, hoy día, hay bancos que aparte de aumentar las condiciones de subrogación, aceptan una parte de los gastos de escriturar el préstamo: concretamente una parte de la Notaría, una parte de la Gestoría y la totalidad del Registro.
Si además de esto, mejoran las condiciones que te ofrecen para subrogarte, es realmente posible que mirar la hipoteca en otro banco pueda compensarte sobradamente, así que necesitas un buen comparador hipotecas.

Calculadora de cuotas hipotecarias

La calculadora financiera online, te deja calcular la cuota mensual de tu hipoteca, introduciendo el valor de la deuda pendiente del préstamo hipotecario o bien importe a pedir (Importe de la Hipoteca), el plazo de amortización en años y el interés aplicable.

Hay que tener en consideración para fercogestion.com/es/simulador-hipoteca que para calcular el interés, si es una hipoteca a tipo variable, al referencial hipotecario (Euribor, IRS o bien IRPH de entidades) hay que sumarle el diferencial. Una forma de saber si tienes posibilidades de que te concedan la hipoteca, es calcular la cuota mensual que saldría y conseguir el treinta o bien cuarenta por ciento de tus ingresos netos mensuales

Si el resultado de aplicar el porcentaje a tus ingresos (endeudamiento máximo) no alcanza a cubrir la cuota, es muy posible que te rechacen la hipoteca. En un caso así procura pedir menos importe de la hipoteca. O sea, si dos titulares cobran mil doscientos euros cada uno de ellos netos por mes, la cuota máxima que el banco estima que van a poder abonar es de novecientos sesenta euros (el cuarenta por ciento de dos mil cuatrocientos euros). Si la mensualidad hipotecaria es superior, te rechazarán la financiación.
Si deseas además de esto ver la cuota de amortización en diferentes escenarios de tipo de interés variable, la calculadora del Bnco de España te va a ayudar. Si buscas la mejor hipoteca, te recomendamos pedirnos información sin compromiso alguno a través de nuestro formulario.