¿Qué tipo de propiedades pueden asegurar los préstamos privados?

En general propiedades como pisos, casas, locales e inclusive hoteles o bien naves industriales. Los inversores privados y los fondos de inversión prefieren las operaciones que tienen como garantía pisos y locales en el centro, casas bien ubicadas y en buen estado, (si se hallan para reformar posiblemente en el importe prestado, se tenga presente una posible reforma), en ciudades como la capital española. Además de esto, algunos terrenos, asimismo en lugares clave como en la villa de Madrid, o bien zonas turísticas ribereñas y siempre y en todo momento susceptibles de edificar, son de nuevo una alternativa como garantía para los préstamos de capital privado.

Gastos para la concesión del préstamo

Debemos confirmar mediante un comparador hipotecas, en los préstamos de capital privado los gastos de notaría, impuestos de actos jurídicos documentados, inscripción en el registro, la tasación de la propiedad y los honorarios de la financiera o bien mediador que los tramite.

Estos gastos, se pueden abonar en el instante de la firma y asimismo se pueden incluir en el préstamo de capital privado, de este modo se transforma en una operación sin gastos iniciales, con la salvedad de la tasación oficial, que hay que efectuar siempre y por consiguiente hay que abonar ya antes de efectuar la operación.

Y con respecto a los honorarios por intermediación, acabamos como comenzamos, mediadores y financieras en el capital privado haber, hay de todo, quienes pretenden retirarse y no trabajar más tras la comisión que cobran por lograrte la financiación y otros, más serios y que cobran entre un 1 y un 10 % sobre el total del dinero prestado, en dependencia del importe y de la complejidad de la operación.

Se trata siempre y en toda circunstancia, y como en todo, de distinguir los estruendos (y los vendedores de humo) de la información de verdad, la que sirve para tomar una resolución de la que no nos arrepintamos a lo largo de los años que nos toque devolver la financiación. De confiar en nuestra intuición, experiencia, conocimientos y capacidad para distinguir a las personas, sean intercesores, gestores o bien trabajadores de bancos, que nos aportan de las que no…, reconociendo en ellos honradez en el momento de efectuar su trabajo.
Debemos tener claro, que es buen mediador el que trabaja con el principio básico y la finalidad esencial de, dentro de lo posible, cumplir con las esperanzas de todos y cada uno de los que participan en la operación.

 

Fuente: Fercogestion.com