menaje del hogar

En dependencia del tipo de material que esté hecha nuestra cubertería, debemos darle un tratamiento o bien otro si deseamos que se siga preservando como el primer día:

Cubertería de acero inoxidable
Es el material más usado puesto que es uno de los más resistentes a la corrosión y al desgaste, soportando con sencillez el lavado en lavaplatos.El acero inoxidable es garantía de resistencia y brillo. Las cuberterías de acero inoxidable pueden tener baños de plata, de cromo o bien de níquel. No llenes mucho el recipiente de los cubiertos para eludir golpes y ralladuras. El lavado inmediato, es el mejor cuidado para las cuberterías de acero inoxidable. Se debe usar un jabón suave. No es aconsejable dejarla en agua muy caliente con jugo de vinagre o bien limón en tanto que podemos correr el peligro de corrosión.

Tras el lavado sécalos para evitar manchas. Debemos tener cuidado con los estropajos metálicos ya que pueden provocar ralladuras. Si frotas la cubertería de acero inox con un paño y vaselina líquida alargarás el brillo. El almacenamiento de esta clase de cubertería es muy simple. Es indispensable eludir la humedad.

Cubertería de plata
Los cubiertos de plata son menos corrientes en el menaje del hogar que los de acero inoxidable, puesto que son considerablemente más frágiles. El oscurecimiento es producto del óxido provocado por el oxígeno, sulfuros o bien algunos ácidos, esto puede acontecer sin hacer nada, sencillamente por un almacenamiento prolongado. Deben lavarse justo después de su empleo.

La plata no es buena para ser lavada en lavaplatos, en tanto que se embotan los cuchillos y se pierde la película protectora de metal. El lavado debe hacerse manualmente sin utilizar esponjas metálicas. La mejor manera de limpiarlos tras el lavado, es emplear un paño empapado en alcohol, secarlos y guardarlos. Lo mejor es guardar este tipo de cubertería lejos de la luz, a fin de que no se oscurezcan y de ser posible envueltos en papel. Para guardarla debes aguardar a que se seque realmente bien. De todas y cada una de las formas, se aconseja para adecentar la cubertería de plata, un paño empapado en alcohol o bien productos concretos para cubiertos de plata.

 Si aparecen manchas, un procedimiento fácil es un recipiente de plástico, ponemos papel de aluminio y agregamos agua caliente y sal, sumergiendo de manera inmediata los cubiertos. Vas a poder ver que poquito a poco pierde el color oscurecido

Cubertería con mango de madera
Lo ideal para adecentar esta clase de cubertería es hacerlo a mano y jamás en el lavaplatos en tanto que se deterioraría. Utiliza agua jabonosa bien caliente para quitar los restos de grasa. Al terminar aclara y seca de forma inmediata.
Esperamoss que todos estos consejos os sirvan para preservar a lo largo de más tiempo vuestro menaje del hogar.

Fuente: https://zalema.es/