Cuando buscamos el mejor préstamo hipotecario debemos examinar todos y cada uno de los componentes de la hipoteca. En nuestro comparador de hipotecas lo hemos hecho.

 

 

Lo que sabrás con un comparador de hipotecas

Toda hipoteca tiene estos componentes:

Capital

Es la cantidad o importe, que la entidad nos presta para financiar la adquisición de una residencia. A lo largo de muchos años, los bancos han dado sobre el cien por cien del préstamo hipotecario, pero desde la crisis del dos mil ocho, los bancos no suelen dar préstamos que superen el ochenta por ciento del valor de tasación de la residencia o bien el ochenta por ciento del costo de compra y venta (el menor de los dos). Aunque, es cierto que hay determinados préstamos que aún las entidades de finanzas dan más del ochenta por ciento del coste de compra y venta (o bien valor de tasación), por poner un ejemplo en aquellos inmuebles en los que el banco es el dueño, podemos localizar financiaciones del cien por cien.

Plazo

 Es el tiempo pactado en devolver la totalidad del préstamo (el capital concedido más los intereses generados). El plazo máximo a abonar la hipoteca, dependerá de múltiples factores, uno como es obvio, la edad del prestamista, es bastante difícil por servirnos de un ejemplo ver préstamos superiores a veinte años cuando el prestamista supere los cuarenta y cinco años, no obstante, es normal hallar préstamos a cuarenta años cuando el prestamista no llega a los treinta años. Otra de las variables que influyen en el momento de determinar el plazo máximo de la hipoteca, es el tipo de hipotecas que estemos buscando; en el caso de las hipotecas fijas, es muy normal que el plazo máximo sea menor que en el caso de las hipotecas variables. Como norma general, los bancos ofrecen hipotecas con un plazo máximo de treinta años.

Tipo de interés

Es el porcentaje auxiliar, que como clientes del servicio pagamos al banco por prestarnos el dinero. El tipo de interés, esencialmente puede ser variable o bien fijo.
En el caso de las hipotecas a tipo de interés variable, la referencia para determinar el tipo de interés, suele ser el Euribor a un año y el plazo de revisión anual. O sea, que si por servirnos de un ejemplo, firmamos la hipoteca en el mes de enero, todos los años en el primer mes del año se observará a cuanto está cotizando el Euribor a un año y este va a ser el tipo de interés al que va a haber que sumar el diferencial que tengamos en la hipoteca. El diferencial de las hipotecas a tipo de interés variable, generalmente va desde los 0,5 p.p. hasta el 1,5 p.p. o bien aún más.
En los años precedentes a la crisis (dos mil ocho) era normal hallar hipotecas a tipo de interés variable con un diferencial inferior al 0,5 p.p., ahora es casi imposible localizar hipotecas con diferenciales inferiores a 0,5 p.p. y lo normal es que los diferenciales estén próximos al punto porcentual o bien aún por encima.

 

Para encontrar tu hipoteca ideal, debes consultar con un comparador de hipotecas gratuito y conseguir la hipoteca a tu medida.

 

 

comparador de hipotecas

Es un comparador hipotecario nuestra solución sin duda

En el momento de negociar con el banco, el diferencial a aplicar en nuestra hipoteca a tipo de interés variable dependerá de muchos factores:
* Nuestro riesgo (en función de nuestros ingresos y la seguridad en la generación de exactamente los mismos, unido a la capacidad que tenemos de abonar el préstamo que vamos a firmar)
* El riesgo que el banco esté dispuesto a aceptar (hay bancos cuya estrategia en un instante dado puede ser apresar clientes del servicio por medio de préstamos hipotecarios y esto puede dar sitio a ocasiones interesantes).

Las hipotecas a tipo de interés fijo, aplican un tipo de interés incesante a lo largo de toda la vida del préstamo. Este tipo de interés, se fija por adelantado y no se va a mover hasta la finalización del plazo.
El tipo de interés a aplicar, dependerá de muchos factores (exactamente los mismos que en las hipotecas a tipo de interés variable) y además de esto el plazo de la hipoteca y el instante actual de los tipos de interés. A mayor plazo, más opciones de que el tipo de interés fijo que nos apliquen sea más alto (el banco tiene más riesgo).

¿Qué nos suelen solicitar las entidades de finanzas para poder contratar una hipoteca?
¿Exactamente en qué nos debemos fijar para seleccionar la mejor hipoteca?
¿Cuáles son las comisiones de una hipoteca?
¿Qué financiación ofrecen los bancos?

A consecuencia de la última crisis económica vivida en este país, fueron muchos los españoles que perdieron sus residencias. La cartera inmobiliaria de los bancos fue incrementando y las entidades precisan ir dando salida a estas residencias, con lo que ofrecen unas condiciones algo más provechosas como puede ser esa financiación del cien por cien.

 

comparador de hipotecas

¿Qué es mejor una hipoteca fija, variable o bien mixta?

Por poner un ejemplo, en ambientes de tipos de interés bajos, como los que vivimos hoy día, tiene sentido contratar una hipoteca a tipo de interés fijo, puesto que más bajos de lo que están difícilmente estarán, con lo que en una hipoteca a tipo variable probablemente vayamos a abonar más intereses en los próximos años de los que tendremos que abonar en un inicio.
Así mismo dependerá del plazo. Si deseamos una hipoteca con un plazo reducido de tiempo, mejor a quince años, podemos localizar hipotecas a tipo fijo atractivísimas. Puedes hacer tu consulta en http://www.fercogestion.com/es/comparador-hipoteca/

El riesgo que estemos prestos a aceptar, es el factor primordial en el momento de decantarse por una hipoteca fija o bien variable. Si somos un tipo de persona conservadora, que no nos agrada aceptar riesgos, lo mejor es contratar una hipoteca a tipo de interés fijo. Si por el contrario, estamos prestos a aceptar más riesgos con el beneficio claro de comenzar a pagar menos interés que en una hipoteca fija, nos deberíamos decantar por una hipoteca variable.
En suma, no es sencillo determinar cómo es la mejor hipoteca a escoger, y va a depender mucho de las ofertas que nos puedan hacer los bancos en todas y cada una de las modalidades diferentes de hipotecas.

 

comparador de hipotecas

Escoger hipoteca tipo fijo con comparador de hipotecas

El préstamo a tipo fijo, es el más conservador de todos y si bien no hay una regla para ello, de entrada se puede aconsejar más a clientes del servicio que deseen firmar un préstamo que no supere los veinte años de plazo, cuyos ingresos probablemente se mantengan afines a lo largo de este tiempo y además de esto, no deseen correr el riesgo de una posible subida de los tipos de interés.