A estas alturas, habrás escuchado todo tipo de cosas sobre si el tamaño del pene importa o bien no, pero lo que sí es evidente es que para muchos hombres el tamaño de su miembro sí es esencial para ellos, así que piensan en un alargador de pene.
Entonces, ¿es posible ampliar el pene?
La contestación no es fácil y vas a encontrar un montón de creencias a este respecto. Nosotros, nos hemos propuesto desmontar todos los mitos y bulos que hay sobre este tema, para darte una visión objetiva y científica sobre todo esto.

 

alargador de pene

 

La importancia del tamaño

Sobre este tema se ha dicho de todo y hallarás todo tipo de creencias. Es un tema personal y conforme a qué personas preguntes te dirán una cosa o bien otra.

Algunos chicos, se obsesionan con el tamaño del pene y sueñan con tenerlo más grande.
Lo que tenemos clarísimo, con nuestros años de experiencia a las espaldas tratando todo tipo de temas e inconvenientes sobre sexualidad con nuestros clientes es lo siguiente:
Un pene grande no asegura la satisfacción sexual, e inclusive puede ser un inconveniente para muchas mujeres.
Con lo que nuestra recomendación en este tema es que te centres en gozar de forma plena de tus relaciones íntimas, tanto como tu pareja, y un pene grande no suele ser la máxima satisfacción. La solución es que os centréis en los puntos que os hacen sentir más placer a los dos y os esmeréis en que los dos gocéis lo máximo posible.
Acrecentar el tamaño del pene, no es la solución a la insatisfacción sexual tuya o bien de tu pareja

 

alargador de pene

 

Tratamiento del alargador de pene

A fin de que un tratamiento de alargamiento de pene tenga éxito, debe planearse bien y ser incesante en el tiempo. Los resultados solo van a poder ser tangibles a medio/largo plazo. Con lo que si decides iniciar un tratamiento de alargamiento de pene, debes tener claro todo cuanto ello implica.
No vale de nada, si no se está decidido al cien por cien antes de iniciar el tratamiento.
Muchas personas, nos preguntan en qué momento van a poder ver los resultados. La contestación no es tan simple, puesto que cada persona reacciona de una forma diferente a los estímulos alargadores. En algunos casos, los resultados son perceptibles en apenas unas semanas de tratamiento y en otros puede ser cosa de meses o bien años, a fin de que los resultados se vean meridianamente.
Lo más esencial de un tratamiento de alargamiento, es la perseverancia y hacerlo apropiadamente.

El proceso de alargamiento

El proceso de alargamiento, es exactamente el mismo que se usa en otras partes del cuerpo para ampliarlas. La base, se encuentra en que se efectúa en zonas del cuerpo donde no hay hueso, sino más bien tejidos blandos, y estos pueden ser cambiados siempre y cuando se ejercite una fuerza incesante sobre ellos en un largo plazo.

Se pueden acrecentar ciertas partes del cuerpo sin aguantes óseos.
El proceso es exactamente el mismo seguido por bastantes personas para acrecentar los lóbulos de las orejas, o bien el empleado por ciertas tribus para ampliar los labios. En todos estos casos, se ejercita una fuerza incesante en un tejido blando a lo largo de un tiempo prolongadísimo.

Del mismo modo, se puede estirar el pene y acrecentar su tamaño.
Con el pene pasa lo mismo, al no estar soportado por una estructura ósea, podemos estirar esos tejidos para acrecentar su tamaño con el tiempo.
Otra de las preguntas, que siempre y en toda circunstancia nos hacen, es si este proceso aumenta sólo la longitud o bien afectará así mismo a la anchura.
Un proceso de agrandamiento, afecta para ampliar tanto la longitud como a la anchura del pene.

 

Si lo que se desea es un alargador de pene, existen varias soluciones para poder intentarlo, aunque se requiere mucha constancia pues se precisa de un largo tiempo.

 

Artículos usados en el tratamiento

Existen artículos clave en un proceso de alargamiento o bien agrandamiento de pene y podemos dividirlos en tres tipos:

alargador de pene

Alargador de pene y bombas de vacío

– Alargadores de pene
Se trata, de artículos que a través de un complejo mecanismo producen una fuerza incesante en el pene, que a largo-medio plazo lograrían tener un efecto permanente en el miembro. Es el caso, del conocido Jes Extender.

– Bombas de vacío (de aire)
Se trata, de dispositivos singulares que producen una zona de vacío donde se estarían estirando los tejidos. Al producirse un espacio vacío en su interior, el pene y el aire procuran expandirse y se logra acrecentar el tamaño en un plazo determinado.

– Bombas hidráulicas
Son dispositivos afines a las bombas de vacío de aire, con la excepción de que estas se llenan de agua. Están concebidas para hacer los ejercicios a lo largo de la ducha. Al expandirse los tejidos del pene en un ambiente aguado, diríase que es mucho mejor para el cuidado del cuerpo, y además de esto se agilizan los tiempos del tratamiento.
En todos y cada uno de los casos, los ejercicios con estos dispositivos deben hacerse de una forma incesante y segura. De nada vale hacer los ejercicios con una bomba hidráulica el día de hoy y no volver a hacerlos hasta pasadas unas semanas.
Lo normal, es hacer los ejercicios cuando menos tres o bien cuatro veces por semana para un tratamiento triunfante.
Del mismo modo que efectuar los ejercicios con este tipo de artículos, cada largo tiempo no serviría de nada, pero hay que tener precaución si se hace de una manera demasiado continuada. No se debe hacer, en más de una ocasión al día para no ocasionar irritación de la zona. Además de esto, se debe observar de manera constante que todo esté adecuado. Si apreciamos que algunas zonas quedan moradas o bien enrojecidas, no se deben seguir haciendo los ejercicios, hasta preguntar a un médico o bien hasta el momento en que haya desaparecido completamente.

 

alargador de pene

 

Cremas y pastillas en el tratamiento

A lo largo de un tratamiento de agrandamiento de pene, se suelen utilizar así mismo, productos de tipo vasodilatadores. ¿Para qué valen estos vasodilatadores? Lo que hacen es acrecentar el flujo sanguíneo en la zona, logrando de este modo acrecentar el tamaño provisionalmente y también acentuar los resultados.

Pastillas y cremas de agrandamiento.

– Cremas agrandadoras
Son un tipo de cremas vasodilatadoras localizadas, que ocasionan más riego sanguíneo por la zona del pene, clic aqui.

– Pastillas vasodilatadoras

Se trata, de unas pastillas con las que conseguimos exactamente los mismos resultados que con la crema, pero el efecto no es tan localizado.

Por lógica, las cremas son más eficaces que las pastillas por el mero hecho de que su efecto siempre y en toda circunstancia va a ser más enfocado en una zona concreta, el pene. No obstante, conforme los fabricantes de este tipo de complementos para los tratamientos de agrandamiento, afirman que las pastillas complementan de alguna forma los efectos de la crema, logrando de esta forma, mejores resultados generalmente.
Se aprecia un aumento notable de tamaño al poco tiempo, pero se debe a la función de vasodilatación.

Los efectos, sólo podrían ser permanentes si se emplea en un largo plazo.
La función de vasodilatación en la zona del pene tendría los siguientes efectos y ventajas para el tratamiento:
– Teniendo más sangre en la zona, los tejidos van a estar de forma permanente más estirados, lo que en un largo plazo ayuda a mejorar los resultados del tratamiento.
– Se logran erecciones naturales de forma más fácil.
Una de las dudas frecuentes, es si sólo utilizando estas cremas o bien estas pastillas tendrás resultados notables.
Puesto bien, las cremas y pastillas vasodilatadoras tienen su efecto a corto plazo de forma prácticamente inmediata, pero como hemos dicho previamente, esto es debido a los efectos vasodilatadores y es temporal. Conque dejando de emplearlas, el tamaño volvería a su forma original. Utilizándolas a lo largo de un periodo largo de tiempo y manteniendo los tejidos estirados en un largo plazo, pueden tener efectos permanentes.
Nosotros, aconsejamos utilizar las cremas y pastillas vasodilatadoras de forma complementaria en un tratamiento de agrandamiento de pene.

Chaval que comienza un tratamiento de agrandamiento.

Con respecto a los tiempos de empleo, la idea siempre y en toda circunstancia es mantener la zona vasodilatada en tanto que, como hemos dicho, hay que mantener estirados los tejidos permanentemente en el tiempo. Por ende, la recomendación en el caso de las pastillas, es tomar una al día (preferiblemente con algún comestible para mejorar la absorción). Y en el caso de las cremas aplicarlas una vez al día, preferiblemente tras la ducha para dilatar al límite los tiempos de absorción.